viernes, 21 de diciembre de 2018

La cultura de la violación en el cine y la literatura

John William Waterhouse. “Santa Eulalia” 
Interesante artículo de Lola López Mondéjar en Infolibre: La cultura de la violación y sus síntomas inadvertidos.
  • La violación, la expresión extrema de la violencia simbólica a la que el patriarcado somete a las mujeres, ha estado asumida de algún modo en nuestras sociedades como parte de nuestra cultura.
  • Ni siquiera las mujeres, sujetas como los hombres a un inconsciente profundamente patriarcal, advertimos antes esas humillaciones, esas violaciones reales y simbólicas que son parte de nuestra educación estética.

Hago mías las palabras de Beatriz Olivenza en Lo que esconde el blog (El cuadro de la semana):
"Estoy, como creo que la sociedad española en su conjunto, conmocionada por el último caso de secuestro y asesinato de una mujer. Es difícil quitarse de la cabeza esta nueva incursión en los terrenos del espanto. Por eso, cuando me he enfrentado a la tarea de buscar el cuadro de la semana, me ha venido a la memoria el hondo impacto que me causó contemplar en una exposición en Madrid, hace ya unos cuantos años, esta obra de uno de mis pintores favoritos: John William Waterhouse. “Santa Eulalia” recoge el momento en que, según las leyendas piadosas, el cuerpo sin vida de la mártir fue cubierto por una milagrosa capa de nieve. Waterhouse es un artista con tendencia a embellecer la realidad, pero en este caso nos da un puñetazo brutal desde su lienzo con el violento escorzo del cadáver, abandonado de cualquier forma sobre el suelo, con los cabellos revueltos y extendidos y con los brazos abiertos, en una postura de desvalimiento total. La atadura rota de la muñeca derecha, la semidesnudez de la joven y el torcimiento de sus piernas nos hablan de la mayor de las barbaries. En una recreación del contexto histórico muy típica de la época de su autor, la santa está custodiada por dos soldados romanos que impiden el acercamiento de personas más compasivas. Como ya he dicho aquí en más de una ocasión, soy poco amiga de la pintura de tema religioso, pero este lienzo de blancura sobrenatural me sobrecoge por lo que tiene de expresiva plasmación del fin de la inocencia. No hace falta explicar por qué eso me conmueve hoy de una forma especial."

Invierno desnudo


LA RUEDA

A través del invierno invocamos la primavera,
toda la primavera llamamos al verano,
y cuando ya resuenan los setos rebosantes
declaramos que lo mejor es el invierno.
Y después nada hay bueno
porque la primavera no ha venido.
No sabemos que aquello que perturba nuestra sangre
es sólo su nostalgia de la tumba.
Autor del poema: William Butler Yeats


¡Feliz sol invictus!

domingo, 16 de diciembre de 2018

Sala Canal de Isabel II: Modus

Mis paseos me llevaron a visitar la Sala Canal de Isabel II, ubicada en un antiguo depósito de agua del Canal (Santa Engracia, 125), para ver la exposición Modus. A la manera de España. Tanto el edificio como la exposición merecen ser visitados. La construcción neomudéjar, realizada entre los años 1907 y 1911 como primer depósito elevado de agua de Madrid (denominado popularmente como el "vaso"), quedó en 1952 fuera de servicio hasta ser rehabilitado en época de Leguina. Su estructura exterior es de ladrillo, de planta circular, con contrafuertes en talud y cubierta metálica gris; pero lo más sorprendente es la bóveda interior de la cuba: la estructura radial de las vigas que atraviesan el espacio cerrado y sus paredes cóncavas, como se puede observar en las fotografías.












Modus es una exposición colectiva de indudable belleza que tiene como objetivo rastrear lo español en el ámbito de la moda nacional. La muestra realiza un recorrido por la historia de la moda española a través de las creaciones más representativas de los diseñadores más relevantes, con piezas procedentes del Museo del Traje y de colecciones particulares. Tomando como ejes temáticos el traje de corte, los regionalismos, el mundo andaluz y el ámbito religioso, la exposición realiza un viaje por la moda española. Partiendo del trabajo de artistas consagrados como Fortuny, Balenciaga o Pertegaz, la selección de piezas avanza década tras década por diseñadores que hicieron de la moda española todo un referente, como Pedro Rovira o Sybilla,  llegando a la obra de creadores más contemporáneos, como Palomo Spain, Davidelfín o Amaya Arzuaga. Asimismo, también incluye una pequeña pincelada sobre la influencia de lo español a nivel internacional, con piezas de Givenchy, Dries Van Noten o John Galliano.



viernes, 14 de diciembre de 2018

Dulces de Navidad, Peter Hassell 2018

Incorporo al blog la nueva felicitación de Peter Hassell para compartirla con todos. Sus dulces de navidad me parecen bellísimos, dan ganas de atraparlos y comerlos. Me hace gracia que a este londinense atípico le gusten las frutas de Aragón. En las navidades solo disfruto de las luces y los dulces de mazapán, estos días me invade la melancolía porque me acuerdo de todos los que ya no están. Añado el apunte que realizó con maestría y rapidez mientras nos tomábamos una cerveza en un café del barrio.


viernes, 7 de diciembre de 2018

Paradoja del urinario de San Bernardo

El miércoles por la noche, en pleno puente de la constitución, me acerqué al urinario para ver cómo era por dentro. Fue imposible porque un candado impedía su entrada. El aseo público gratuito, que tiene dos limpiezas diarias y que te anima a utilizarlo cuando más lo necesitas, solo está abierto de jueves noche a lunes mañana. Por favor, que lo quiten ya.

miércoles, 5 de diciembre de 2018

Paseo por el Campo del Moro


 Los jardines del Campo del Moro son un buen lugar para perderse y desconectar. Este lunes el día se presentaba nublado, húmedo y frío, ideal para adentrarse por sus veredas solitarias flanqueadas por frondosos árboles de vivos colores otoñales. A lo lejos se oía la música de la banda militar.
A la vuelta una agradable sorpresa: dos ginkgos perdidos en el desierto de granito de la plaza de Isabel II (Ópera).



Ginkgo



sábado, 1 de diciembre de 2018

Iglesia de las Salesas Nuevas con urinario adosado













Llevamos unos diez días con un elemento arquitectónico nuevo, un urinario portátil en la calle san Bernardo 72, justo en la fachada de un edificio neoclásico, el monasterio de las Salesas Nuevas (1798). ¿Será para que nadie se mee dentro del convento? El lema de la campaña es "Baños públicos. Usalos. Sin malos olores. Sin estropear la calle. Sin molestar a los vecinos", pero la página del Ayuntamiento no dice nada de esta ubicación. No sólo los peatones estamos acosados por bomberos, vallas, bolardos y patinetes, sino que también nos ponen unos urinarios naranjas que estropean la belleza de la calle. La idea no es mala (#Measaña no es trending topic), pero nadie los usa, todavía no he visto a nadie entrar en el baño público que radica a pocos metros, en la calle de la Palma. ¿De verdad que no había otro sitio donde ponerlo? 

viernes, 30 de noviembre de 2018

Calendario de mujeres (diciembre) de Juan Bautista

jueves, 29 de noviembre de 2018

Calendario de artistas (diciembre) de Juan Bautista


Si quieres acceder a toda la información pincha aquí


miércoles, 28 de noviembre de 2018

Poda o arboricidio

Yuca (2012)

He descuartizado un árbol de yuca en mi patio. La planta la encontré en la calle prácticamente seca hace más de quince años. Con agua y pocos cuidados, solamente retirando las hojas más bajas que se iban quedando amarillas, ha crecido a su gusto llegando casi a los cuatro metros de altura. Hace tres años, para delicia de todos se coronó de un espléndido penacho de flores blancas. Ahora, dada su envergadura, resultaba un peligro y, como no la podía donar porque era imposible sacarla por mi casa, no me ha quedado más remedio que podarla. La tarea ha sido muy trabajosa porque carezco de experiencia y de herramientas, así que utilicé una sierra de calar que cumplió su misión y murió quemada. He podido sacar tres vástagos y su tronco leñoso está cortado en trozos de unos 15 centímetros para colocarlos en agua por si enraízan. Sus muñones se han quedado como recuerdo y me duelen en el alma. No sé si sobrevivirá. Si las plantas sienten, espero que también olviden. Vengarse, se vengó porque cayó encima de mi hombro.

Yuca antes de la poda 
Yuca después de la poda 

lunes, 26 de noviembre de 2018

Violencia de género visible e invisible



No subestimes lo menos visible 

lunes, 19 de noviembre de 2018

A vueltas con los bomberos de San Bernardo


Los problemas que acarrea la instalación de los bomberos en Malasaña se han tratado en el Pleno del Ayuntamiento porque ya han pasado más de 6 meses desde su instalación. Para ello se han pedido informes del funcionamiento al Jefe del parque de San Bernardo, antes situado en la calle Imperial, y de las quejas de los vecinos. Y para nuestra sorpresa, el concejal del distrito ha afirmado que los vecinos están muy contentos, sin tener en cuenta que nos hemos manifestado en contra antes, mientras y después de su instalación. Han pasado olímpicamente de las quejas individuales e incluso de las de comunidades de vecinos cercanas. No sabemos qué más podemos hacer. Estamos quemados, porque resulta cansadísimo tener que estar en guerra todo el día sin que nos hagan ningún caso. Son nuestros representantes electos los que tienen que gestionar de la mejor manera este sinsentido que afecta directamente a unos pocos y perjudica a toda la ciudad.
Como ya he tratado el tema varias veces en mi blog, realizaré una breve síntesis del estado de la cuestión. La calle de san Bernardo con dos carriles y de doble dirección, colapsada por coches y ruido, al lado de un instituto, no es la mejor opción para colocar a los bomberos. En un vídeo de 2011 en Youtube se puede ver el tráfico que soporta un viernes por la noche. La construcción del parque tampoco es la adecuada, no dispone de patio interior para poner a punto los nuevos vehículos que incluyen una escalera de 14 metros. Además no tiene aparcamiento para los coches y motos de los que allí trabajan. Los vecinos han denunciado en varias ocasiones que estos aparcaban fuera del recinto en zona prohibida.
          La respuesta que nos dan, sin aportar datos objetivos, es siempre la misma: el ruido de las sirenas supone un mal necesario y se ajusta a la normativa. No lo creemos así, es una costumbre que tiene que ser erradicada para que todos vivamos en un Madrid más agradable.  De hecho el Ayuntamiento no cumple la normativa de la UE que especifica que los vehículos de policías, ambulancias y bomberos deben llevar luces azules. Hay que hacer una campaña para concienciar a los conductores. Aun así hemos conseguido que algunas veces por la noche las silencien.


Timbre situado en el semáforo que aumenta las señales acústicas de los bomberos

Lo peor es que durante el día las sirenas tienen su réplica en un timbre que es el que crea mayor ruido y cierra los dos semáforos de subida y bajada más cercanos. No sabemos quién lo acciona ni por qué la duración varía entre 1-3 minutos (a veces sigue sonando cuando el camión ha llegado a la glorieta), ni si se puede modular. Lo que si tenemos claro es que esos timbres son innecesarios porque los vehículos ya están parados.  La situación llega a lo 
esperpéntico: cuando hay mucho tráfico (casi siempre) un grupo de bomberos (de 6 a 8) hace de guardia de la circulación para controlar los vehículos y el paso de los peatones que transitan por la acera, porque para ellos también es un peligro la salida de los camiones. Mi casa no da a la calle San Bernardo y no he podido hacer este vídeo, pero estamos en ello.
Nos dicen que el número de salidas de los bomberos en los primeros 10 meses es aproximadamente  de 1.500, un 15% más que cuando estaban en la calle Imperial, y que el tiempo de respuesta es prácticamente el mismo que en la anterior ubicación. Aquí hay que aclarar que además de los bomberos está la sede del Samur que no ha aportado datos de sus incidencias. Si calculamos las mismas salidas que los bomberos, eso sí, sin réplica en los timbres de los semáforos, supuestamente tenemos unas 10 salidas diarias que incluyen la vuelta en la que a veces también utilizan sirenas. Día y noche, todos los días del año, sufrimos este estrés. No son ciertas (algunas) molestias, como afirma el jefe de bomberos, son molestias ciertas (verificables). No hay ningún informe técnico sobre la contaminación acústica para ver si se cumple la normativa de ruido.
      La mejor solución sería crear en un futuro una nueva sede de bomberos de  la zona centro hacia el este o el noroeste como estaba previsto, digna de una ciudad como Madrid, con buenas salidas, exclusiva para bomberos y Samur.  Allí sí que disfrutarían las visitas escolares. De esa manera el edificio se devolvería para fines sociales como estaba programado cuando se permutó por el solar del antiguo hospital de Sanitas. Y buscar una nueva sede para el Samur, antes en Alberto Aguilera.
      Mientras tanto el Ayuntamiento y el jefe de bomberos deben tomar medidas inmediatas:
      -Medir el ruido en decibelios cuando se produce una salida, que seguro que incumple la normativa de ruido de la Comunidad.  Y hacer un informe técnico sobre el impacto en la circulación y el aumento de ruido en la calle San Bernardo y aledaños.
      - Desactivar los timbres instalados en los semáforos por inútiles y ruidosos.
      - Concienciar a los bomberos y a la ciudadanía de que su importante labor para la comunidad puede realizarse con la misma efectividad sin utilizar continuamente la señal acústica de emergencia.
      - Evitar las señales acústicas a la vuelta del servicio, basta con las señales lumínicas.
      - Estudiar soluciones propuestas por expertos europeos sobre contaminación acústica que acaben con los malos hábitos adquiridos durante años.
      - Convocar una reunión entre vecinos, bomberos, personal técnico del Ayuntamiento y el concejal del distrito.
       
        P.D. Aunque la entrada tiene fecha del 19 de noviembre, terminé de escribirla el día 25. 
   
    Para saber más conviene leer todas las noticias sobre el Parque de bomberos en el periódico digital Somos Malasaña 

martes, 13 de noviembre de 2018

Poesía a pie de calle en noviembre




Versos en el asfalto rodeados de bolardos. La foto, que tomé ayer junto a la calle Noviciado entre sonrisas, refleja mi sorpresa ante este hallazgo inesperado. Poesía a pie de calle, iluminada por los semáforos y bañada por la lluvia. Blanco sobre negro. Palabras que invitan a pensar y pasear en un intento de reescribir la ciudad.
No es la primera vez que ocurre como lo refleja el vídeo Madrid, te comería a versos. Versos al paso llena de poesía los pasos de peatones con semáforo de Madrid que el colectivo Boa Mistura se encargó de pintar. Esta vez un total de 1.100 pasos con versos seleccionados entre escritores desconocidos y profesionales. Algunos de los firmantes más conocidos: Marwan, Elvira Sastre, Bunbury, Mónica Carrillo o Sidecars.



El proyecto no está exento de polémica. El Partido Popular lo ha calificado de «ilegal» porque, según el grupo municipal, «contraviene la seguridad vial y puede distraer a peatones y conductores». El diario El Español lo titula ¿Poesía o chapuza?: aquí los 70 versos que Carmena ha tatuado en los pasos de cebra de Madrid.

miércoles, 31 de octubre de 2018

Calendario de artistas (noviembre) de Juan Bautista

Para acceder a toda la información pincha aquí 

Calendario de mujeres (noviembre) de Juan Bautista

lunes, 29 de octubre de 2018

Conociendo los árboles de El Retiro


Superado el miedo a la lluvia y al frío, un grupo de personas nos citamos en El Retiro para conocer sus árboles. Una experiencia inolvidable porque aprendimos a observar, analizar, comparar y reconocer. Javier Esperanza fue nuestro cicerone. Aquí os dejo una foto del impresionante ciprés calvo o ciprés de los pantanos (Taxodium distichum), una especie procedente del sudeste de Estados Unidos, no demasiado abundante en los jardines madrileños, que se caracteriza por su capacidad de adaptación a los medios húmedos.

http://www.arbolapp.es/ se dirige a todas los que quieran iniciarse o porfundizar en el conocimiento de los árboles. Utiliza un lenguaje asequible y explicaciones sencillas sin abandonar el rigor científico. 
https://heliconia.es/app-arboles-retiro/ guía para descargar en el móvil.

Red de noticias falsas en Facebook




Facebook está contribuyendo a la intoxicación informativa con la difusión de bulos. Estas fake news presentan hechos falsos como si fueran reales, se emiten con la intención de inducir a error y manipular decisiones personales. Tienen relación con la propaganda y la posverdad (información o aseveración que no se basa en hechos objetivos, sino que apela a las emociones, creencias o deseos del público).

Personas que conoces ejercen de correa de transmisión porque se lo creen. Primero me llegó el bulo, no está acreditado que lo dijera, sobre Pablo Casado y me pareció cierto porque ya ha metido muchas veces la pata diciendo lo que verdaderamente piensa. Luego la misma frase se puso en boca de Pablo Iglesias, lo que resulta más increíble todavía porque está peleando para que suba el salario mínimo. Su autor o transmisor de este último, no sé bien, Miguel Lejarza, ante las críticas afirmaba:” El sentido es mostrar a la gente que cuando vean un texto junto a una foto, especialmente si es de actualidad y polémico, va a ser falso la mayoría de las veces”.

La solución está en nuestras manos, seamos más críticos y  dejemos de compartir todo lo que nos llega. Aquí dejo seis consejos para no creer estas mentiras:


sábado, 27 de octubre de 2018

Paseando por Chamberí: la casa de México

Paseando por Alberto Aguilera* me he encontrado con una decoración inusual en la fachada de un palacete del siglo XIX: guirnaldas, calaveras y esqueletos confeccionados con flores de colores de la artista Betsabeé Romero. Y es que esta dependencia municipal, inaugurada este mes de octubre, ha sido cedida a la embajada de México de forma gratuita por diez años, prorrogables hasta un máximo de 50. Este año se celebrará allí la conocida Fiesta de los Difuntos que se remonta a la unión de los ritos religiosos de los indígenas y el catolicismo de los colonizadores. Chamberí se llenará de color, música, altares en honor de los antepasados fallecidos, ofrendas gastronómicas y florales. Una fiesta que celebra la vida para mofarse de la muerte, más cercana a la tradición española que el importado Halloween anglosajón. 







Hasta aquí todo perfecto, si no fuera porque el edificio antes albergaba las instalaciones del Samur que se han tenido que trasladar a la calle san Bernardo, junto con los bomberos, y han contribuido aún más a deteriorar el maltratado barrio de Malasaña, atascado de coches, pisos turísticos, drogas, ruido y suciedad, con unas instalaciones sanitarias deficientes, pocas zonas verdes y sin lugares de reunión para los sufridos vecinos. Aquí el Ayuntamiento no ha pedido nuestra opinión sobre esta medida ni tampoco sabemos lo que ha costado. Una vez más el dinero de todos los ciudadanos parece quedarse en los barrios ricos. ¡Pobre barrio mío!

*A los que llevamos viviendo mucho tiempo en Madrid nos cuesta referirnos a la zona de los bulevares cercana a Argüelles como barrio de Chamberí. La nueva denominación se la debemos al alcalde Ruiz Gallardón.

viernes, 26 de octubre de 2018

Encantadoras ardillas...


Una pareja de ardillas se instaló hace unos quince años en los pinos que rodean la casa del campo, luego nacieron algunas crías con un pelaje gris o azafrán. Al principio nos alegramos de tenerlas como mascotas autónomas: adorables, listas, ágiles, de graciosos movimientos, ojos brillantes y largos dientes, que no se asustan del ser humano y que nos recordaban a los dibujos animados de nuestra infancia. Enternecía verlas beber agua del riego automático ayudándose de sus manos, incluso nos entristecimos cuando una cría se ahogó en la piscina. Después se convirtieron en una verdadera plaga que campea a sus anchas y devora todas las piñas y piñones que encuentra, dejando en el suelo su huella arrasadora. Hasta los nidos de los pájaros han desaparecido de la copa de los árboles. Ahora estamos buscando una solución ecológica para ahuyentarlas de la cercanía de la casa donde los pinos reciben el agua del riego y las piñas son más suculentas. Se han convertido en un peligro porque en cualquier momento les puede caer una piña en la cabeza a los niños y no damos abasto para limpiar. Ya no nos parece simpática su sonrisa convertida en una voraz máquina de triturar. Han pasado de ser encantadoras a detestables. A finales de agosto dejamos el suelo limpio y en octubre lo encontramos como se muestra en las fotos. Si no logramos que se vayan, me temo que tendremos que talar los pinos más cercanos para que se trasladen a la pinada más lejana.



domingo, 21 de octubre de 2018

Coeducando en igualdad


Conviene contactar con la página de facebook Coeducando en igualdad, donde un colectivo de profesores trabaja para transformar el mundo a través del Proyecto Educativo "Igualdad de Género a través de la imagen".

sábado, 20 de octubre de 2018

Histerología o Hýsteron próteron


Histerología o Hýsteron próteron (del griego: ὕστερον πρότερον, «postrero primero») es un recurso retórico, poco utilizado en la literatura española. La figura consiste en trastornar el orden lógico de las ideas, diciendo antes lo que debiera decirse después. El objetivo de este hipérbaton es llamar la atención sobre la idea más importante poniéndola en primer lugar.

La definición más clara de esta figura de lo “lo posterior lo primero” se encuentra en la autobiografía de Evelyn Waugh. Entre las asociaciones de estudiantes que pululaban por Oxford, había precisamente una denominada así, cuya actividad describe del siguiente modo:
Había en Balliol un club llamado Hysteron-Proteron, cuyos miembros se las veían y se las deseaban, pasando grandes incomodidades para vivir un día al revés: se levantaban y se vestían de gala, bebían whisky, fumaban puros y jugaban a las cartas, y a las diez de la mañana cenaban en sentido inverso, empezando por los postres y terminando por la sopa.
Evelyn Waugh, Una educación incompleta (Nunca una palinodia *)

El ejemplo típico viene de la Eneida de Virgilio: Moriamur, et in media arma ruamus (Muramos, y lancémonos en el fragor de la batalla; II, 353). Veamos otros:
  • Statuerat ac deliberaverat (Cicerón) "Había decidido y había deliberado".
  • En la obra de Lope de Vega Los hechos de Garcilaso y el moro Tarfe, vv 67-68: " ¡Oh dura y desigual naturaleza, /Nacida y engendrada por mi daño!".
  • Quevedo: "Diéronle muerte y cárcel las Españas".
  • Iris Murdoch, Monjas y Soldados: "Comenzó a caminar descalzo por el prado, pero la hierba seca y afilada le hirió los pies. Se sentó para ponerse los zapatos y los calcetines".
  • Woody Allen, Edipo naufraga en Historias de Nueva York: "Voy a matar a ese mago. Lo desmembraré y luego lo demandaré".
En el lenguaje coloquial, sobre todo en el lenguaje infantil, es frecuente encontrar este tipo de expresiones: Poner el carro delante del caballo, come y calla, zarpar y levar anclas, se marchó y cerró la puerta, vete a hacer puñetas y lárgate de aquí... También aparece en el lenguaje periodístico:"Muammar Gaddafi fue asesinado, capturado en Sirte" (Titular en Huffington Post, 20 de octubre de 2011).
Hasta otro día, ¡Vámonos y apaga!

* Histerología en medicina significa: suma de conocimientos relativos al útero, emparentada con histeria que proviene del griego hystéra ‘matriz’. Por lo tanto son palabras homónimas.

 *Palinodia: retractación pública de lo que se ha dicho. 


miércoles, 17 de octubre de 2018

La obscena llegada de la vejez

El capítulo I de La transparencia del tiempo de mi admirado Leonardo Padura supone una dura y realista reflexión sobre la llegada de la vejez, muy cercana al poema de Gil de Biedma* y muy distanciada del tratado clásico De Senectute (Acerca de la vejez) que supone un canto a la senectud. Cicerón muestra a Catón el Viejo, un vigoroso anciano de 84 años, conversando con dos jóvenes admiradores suyos. El longevo personaje atribuye los defectos achacados comúnmente a la edad al propio individuo y no a la vejez en sí misma.
No me queda más remedio, porque ya no volveré a ser joven y por la cuenta que me trae para afrontar esta edad de la vida, que quedarme con la equilibrada reflexión de mi amigo Manuel Casal que distingue entre el anciano, persona de mucha edad, y el viejo, un inútil de mente terca y cerrada. “Se puede ser viejo a cualquier edad. De hecho, la vida está llena de viejos de pocos años. Toparse con alguno de ellos es una desgracia”.

El capítulo entero se puede leer aquí, pero no me resisto a resaltar algunos párrafos para facilitar la tarea al lector ocupado:
“La evidencia de una cantidad tajante, incluso de sonoridad obscena (sesenta, sesenta, algo se desinfla y estalla, sse-sssen-ta), se le había presentado como una ratificación incontestable de lo que su físico (rodillas, cintura y hombros oxidados; hígado envuelto en grasa; pene cada vez más perezoso) y su espíritu (sueños, proyectos, deseos mitigados o para siempre extraviados) iban sintiendo desde hacía algún tiempo: la obscena llegada de la vejez...
Porque incluso en el mejor de los casos (que en el suyo apenas implicaba el hecho de seguir vivo, si su hígado y pulmones lo acompañaban) ante él se erguía la evidencia numérica de haber gastado ya las tres cuartas partes (quizás más, nadie lo sabe) del tiempo máximo que pasaría en la tierra y la firme convicción de que el último plazo probable no iba a ser para nada el mejor.
Lo jodido, reconoció ante sí mismo, era su estado de espíritu, cada vez más marcado por la tristeza y la melancolía, y no solo por el peso de su edad física o la temida cercanía de un aniversario de mal sonido y peores consecuencias, sino por la certeza de su exultante frustración vital. Al borde de los sesenta años, ¿qué tenía?, ¿qué legaría? Nada de nada. ¿Y qué le esperaba? La misma nada al cuadrado o algo peor. Esas eran las únicas respuestas a su alcance para cada una de tan simples y pegajosas interrogantes. Y, para mayor desasosiego, también las únicas que podía regalarse tanta gente, conocida o desconocida, ubicada en su edad y colocada en su tiempo y espacio”.



 *De senectute
Y nada temí más que mis cuidados.
Góngora
No es el mío, este tiempo.
Y aunque tan mío sea ese latir de pájaros
afuera en el jardín,
su profusión en hojas pequeñas, removiéndome
igual que imitaciones,
————————-no dice ya lo mismo.
Me despierto
como quien oye una respiración
obscena. Es que amanece.
Amanece otro día en que no estaré invitado
ni a un momento feliz. Ni a un arrepentimiento
que, por no ser antiguo,
—ah, Seigneur, donnez-moi la force et le courage!—
invite de verdad a arrepentirme
con algún resto de sinceridad.
Ya nada temo más que mis cuidados.

martes, 16 de octubre de 2018

¿Colcha, monarquía o república?


Justo el 9 de octubre en el que el Pp animó a los ciudadanos a poner la bandera española en el balcón con motivo de la Fiesta Nacional, apareció esta divertida fotografía en el muro de facebook del periodista Alejandro López García, con el ingenioso título de ¿Colcha, monarquía o república?
Sus amigos contestaron ingeniosamente, y de sus respuestas destaco algunas, además de señalar que ganó por goleada la colcha:
- Lo más útil.
- Cualquiera de los dos extremos.
- Ropa secándose.
- ¡Qué viva doña Colcha!
- Doña Colcha Croché.
- Por elevación metafórica, la República.
- Sana pluralidad.
- No me ofende ninguno, de hecho veo muy bien dichos elementos.
- Dormir, sin duda lo más importante.

lunes, 15 de octubre de 2018

15 de octubre



Hoy se celebra el Día de las escritoras "rebeldes y transgresoras", es la festividad de Santa Teresa de Jesús y el aniversario del nacimiento de Virgilio, Nietzsche, Jardiel Poncela, Italo Calvino y Agustín García Calvo. 

martes, 2 de octubre de 2018

Las mujeres en la Real Academia Española de la Lengua

Carmen Conde, primera académica de la lengua y también presente en Cien de Cien
Carmen Conde, primera mujer académica 

La de la RAE es una historia llena de rechazo a las mujeres; en pleno 2018 sólo hay ocho mujeres en un total de 44 académicos. Hace unos días (27/9), Darío Villanueva, el director actual de la RAE, ha reconocido por fin en el programa Hoy por Hoy de la SER que "El mayor error de la RAE en sus tres siglos de existencia ha sido cerrar la puerta a las mujeres en el siglo XIX, a pesar de que había muchísimas mujeres extraordinariamente capacitadas".
Así que he recordado el artículo de Belén Remacha en eldiario.es y he entresacado algunos párrafos para recordar la dura batalla que han tenido que librar.
Hasta en tres ocasiones (1889, 1892 y 1910) rechazaron en la Real Academia a Emilia Pardo Bazán esgrimiendo la simple razón de que “las señoras no pueden formar parte de este Instituto” *. Antes que la escritora gallega, ya había intentado entrar a formar parte la cubana Gertrudis Gómez de Avellaneda. Era 1853 y el escritor José Zorrilla fue todavía más claro en su caso: la mujer que escribe era “un error de la naturaleza”. También entonces Juan Valera predijo: "No sería esto lo peor, sino la turba de candidatos que nos saldrían luego. Tendríamos a Carolina Coronado, a la Baronesa de Wilson, a Dª Pilar Sinués y a Dª Robustiana Armiño. Y a poco que abriésemos la mano, la Academia se convertiría en aquelarre".
En los albores de la democracia (1972) la candidatura de María Moliner, autora de uno de los diccionarios más completos de la lengua española, perdía la votación frente a la del mucho menos trascendente filólogo Emilio Alarcos Llorach. En 1978, todavía fresco aquel bochorno histórico y a punto de estrenarse la Constitución, “tocaba” poner a una mujer. La primera desde que su fundación en 1714. “Convenía por el ambiente general, y además, para acabar con esta discriminación”, declaraba a El País aquellos días el académico Antonio Tovar. El director Dámaso Alonso afirmaba por su parte que “Las mujeres tienen siempre posibilidades de llegar a la Academia (…) No hay misoginia alguna -añadía- por parte de la Academia como corporación”.
Entonces se presentaron tres candidaturas para ocupar el sillón que había dejado Miguel Mihura: la de Rosa Chacel, la de Carmen Guirado y la de Carmen Conde. El mismo diario decía entonces que una de ellas rompería “con la tradicional reticencia de los académicos a compartir sus puestos con colegas femeninos”. Finalmente, fue la tercera la que se convirtió en la primera académica de la lengua en los entonces 264 años de historia (a menudo se menciona a María Isidra de Guzmán y de la Cerda pero no, ella solo fue, leyó su carta y se marchó, y por imposición de Carlos III). Lo hizo con un discurso titulado Poesía ante el tiempo y la inmortalidad: “vuestra noble decisión pone fin a una tan injusta como vetusta discriminación literaria”, comenzaba, inocentemente agradecida por el gesto.
Once en tres siglos
Poco podía imaginar Conde que el suyo era el primer apaño en una historia de desplantes (también se los hicieron a Blanca de los Ríos o a Concha Espina, y a otras que lo hubiesen merecido como Carmen Martín Gaite o Carmen Laforet) en una institución que por supuesto jamás ha dirigido una mujer. Antes de que terminase el siglo XX, y como pronosticaba Valera, llegaron dos académicas más: Elena Quiroga (1984) y Ana María Matute (1998). Luego lo harían Carmen Iglesias (2002) y Margarita Salas (2003). Con el cambio de década parece que planeó de nuevo la sensación de “ya toca”, porque en estos seis últimos años han entrado más mujeres que en los otros 300 juntos: Soledad Puértolas Villanueva (2010), Inés Fernández Ordóñez (2011), Carmen Riera Guilera (2013), Aurora Egido (2014), Clara Janés (2015) y Paz Battaner. (…)

*Fue más grave porque el académico Juan Valera dijo que no podía entrar en la academia Emilia Pardo Bazán, literalmente, porque su culo no cabía en el sillón.


domingo, 30 de septiembre de 2018

Calendario de artistas (octubre) de Juan Bautista

Para acceder a toda la información pincha aquí


Calendario de mujeres (octubre) de Juan Bautista

Para todas, en todas partes









Viernes, 28 de septiembre, alrededor de las 20 horas, un grupo de mujeres feministas se manifiesta por la calle San Bernardo con aire de fiesta. Son pocas y entusiastas. Las hay de todas las edades y condiciones. Invierten una tarde libre por luchar por sus derechos y los de todas en todas partes. Las admiro, su voces me emocionan. El mundo se beneficia de su lucha que apenas tiene eco en la prensa.

28 de septiembre: Grito global por la despenalización del aborto.

jueves, 27 de septiembre de 2018

El aforismo: sabiduría en cuentagotas


El aforismo es una sentencia breve y doctrinal que equivale a un epigrama, una composición poética muy breve que expresa un solo pensamiento ingenioso o satírico con gran precisión y agudeza. Son una muestra del arte del ingenio siempre fuera de contexto. Mucho sentido en pocas palabras. Frases cargadas de crítica, ironía, humor y desparpajo en pequeñas dosis, como dardos, centellas, instantes, luces. Y, sobre todo, con algo de moralina. Chupitos de elocuencia. Cuentagotas de sabiduría. Relámpagos de lucidez. Para mí, son los fuegos artificiales de la literatura nutridos de conceptos filosóficos, sabrosas perlas regaladas. En ellas la inteligencia se revela entre la libertad del egoísmo y la disciplina del orgullo. Emilio García Ruiz las llama musarañas: "Más que musas, son arañas las que habitan mi magín y me lo pican sin fin". A mí, este género me sabe a poco y me deja algo confusa, sin palabras y con expresión de admiración.

Todo esto viene a cuento de que me han prestado Sentencias e impresiones, una compilación de citas, cercanas a los aforismos, de Josep Pla realizada por Andrés Gómez-Flores. El prólogo es de Valentí Puig. Poco sabía yo de la vida de Pla, al que recuerdo con su boina calada y su eterno pitillo paseando por Palafrugell en las fotografías de la revista Destino que compraba mi padre. Me gustaba porque se parecía a mi abuelo, un hombre de derechas partidario del orden y de la libertad. Los dos buscaban los placeres sencillos, sensuales y gratificantes.
Con el libro, he descubierto al joven Pla, que nada tiene que ver con el viejo, que recorrió toda Europa como corresponsal y hasta ejerció de espía, y que no era un soltero recalcitrante porque en los años veinte convivió con Adi Emberg, una mujer divorciada, sin estar casado. Fue un lector exhaustivo de los clásicos, al corriente de las nuevas tendencias y descontento con lo que contemplaba a su alrededor. Tendría que hacer una entrada con el título de Escritores con boina para los que "todo lo que es sentimental es confuso", y que apostaron por una literatura inteligible para todo el mundo basada en la claridad y la sencillez, en el que incluiría también a Pío Baroja y León Felipe.

Aquí dejo algunas sentencias que comparto:
193- Como todos los tímidos, soy capaz de momentos de audacia. Estos momentos de audacia se producen, generalmente, cuando tengo la pluma en la mano.
390- Pero yo no puedo evitarlo: a mí me gustan la niebla y la lluvia. Creo que éstos son los de los pocos elementos de civilización natural y espontánea que contiene el país.
399- El mundo es fascinante, pero es horrible.
422- La juventud es la época más desgraciada de la vida porque es una época que pone el acento sobre el futuro.
429- Lo primero que es necesario para viajar es un buen estómago. Tener un buen estómago es la base de todos los ideales del ser humano.
452- El hombre es un animal melancólico y triste, dominado constantemente por el tedio: de aquí que el hombre sea por afán de cambiar -para matar el tiempo- un constante destructor de su propia obra y de su propia vida.
461- Vivir la historia es más difícil que leerla o escribirla.
513- Soy un individualista irreductible y un solitario total.  
563- No sabemos nada de nada y, aun así, somos pedantes.
665- Hay que tratar de conservar los amigos, porque son una especie muy rara, esporádica y positiva.
885- El hombre aspira a dejar el dinero a sus hijos porque cree que si éstos viven cómodamente se acordarán de él.
901- La guerra fue una pesadilla, llena de esperanzas. En la posguerra la pesadilla es considerable, y esperanza no queda ninguna.
914- La Historia es un inmenso esfuerzo por no dar solución a nada.
936- El olvido es la pasión humana más duradera.
968- Prefiero hacer favores que recibir de los demás. Recibir favores le obliga a uno a ser agradecido, lo que siempre resulta difícil. Me afecta menos la ingratitud de los demás respecto a mí que mi  ingratitud respecto a los demás. Ello suponiendo, claro está, que pueda hacer algún favor. 
990- El capitalismo es irreductible porque está basado en la avaricia.
995- El amor físico es la única defensa humana contra el aburrimiento vital.
1007- Nunca me ha gustado ir a la moda ni pasado de moda. Pasar inadvertido: éste ha sido mi ideal.
1017- Las fotografías -como la conversación- solo sirven para demostrar lo que uno no es.

martes, 25 de septiembre de 2018

Los libros son...

Los libros son
como sos vos.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Guía para el reconocimiento de árboles y arbustos de Madrid

Resultado de imagen de arboles madrileños pdfAhora que casi me he hecho una especialista en jardinería en macetas, tengo que dar el salto y adentrarme en el mundo de los árboles. La Guía para el reconocimiento de árboles y arbustos de Madrid, que se puede descargar gratuitamente, me va ayudar mucho.

El grupo que ha creado Javier Esperanza Casado, Conociendo los árboles de Madrid, ya me ayuda con una entrada diaria. La del pasado 7 de septiembre se refería precisamente al GINKGO BILOBA,  que se encuentra en el Jardín Botánico, "esta reliquia del pasado mantiene dos pies de planta, masculino y femenino. El de la foto es un ejemplar femenino". Tendré que visitarlo más adelante, cuando empiece a perder sus doradas hojas . 


rama de ginkgo biloba con flores y primeras hojas en primavera
Pinchando aquí puedes encontrar otros ejemplares distribuidos por todo Madrid.

domingo, 23 de septiembre de 2018

Otoño dorado


Qué mejor imagen para el otoño que empieza hoy que la del árbol ginkgo -el árbol de la longevidad- que forma con sus hojas caídas una espectacular alfombra que se asemeja a un mar amarillo. 

En el templo budista Gu Guanyin, ubicado en las montañas Zhongnan, en China, un árbol Ginkgo de 1400 años deja caer sus hojas en el suelo a mediados de noviembre.

martes, 4 de septiembre de 2018

Lo que esconde el blog, blog de Beatriz Olivenza

A Beatriz la he conocido a través de un amigo en común. Es profesora y escritora. Su blog es una delicia, nada que ver con el mío que es un cajón de sastre (más bien desastre). Admiro su capacidad descriptiva, la facilidad con la que fluye su prosa y el aura de misterio de sus narraciones, no me extraña que haya recibido varios premios. Recomiendo una visita.
 En su perfil explica muy bien lo que ha supuesto su blog: “En él he encontrado lugar no solo para los libros que leo y los escritores a los que admiro, sino también para la pintura que ilumina mi vida, la danza, la poesía, el cine, la fotografía, la música, los gatos y todas esas pequeñas cosas con las que me encuentro a diario y que prenden mi atención. Y es que una de las ventajas de crear un blog es que uno descubre lo que realmente le interesa en la vida”.
Me gusta sobre todo el acercamiento a la pintura que realiza en el cuadro de la semana o del mes. Incluyo aquí el de septiembre a modo de ejemplo: “Llega septiembre y esta sección acoge, como es costumbre desde hace seis años, un cuadro relacionado con el comienzo de curso. En esta ocasión, la obra elegida excluye la figura del enseñante y se centra en el papel del que aprende. Se trata de “Niña que escribe”, del pintor italiano Telemaco Signorini (1835-1901), miembro de los Macchiaioli, grupo de artistas que adoptaron una denominación en principio despectiva (no es el único caso en la historia del arte) para hacer bandera de su deseo de apartarse del academicismo. Alejados del encorsetamiento de la pintura oficial a través de una mirada realista sobre el mundo y de una mayor libertad técnica, consistente en construir la realidad por medio del contraste entre colores, como si “manchasen” el lienzo, estos pintores abren camino a la modernidad. La soltura de la pincelada de esta “Niña que escribe” y la elección de un tema cotidiano son un buen ejemplo de los postulados de este movimiento. Esta pequeña de encantador gesto de concentración se dibuja sobre un fondo abocetado en el que se eliminan los detalles. No hay un espacio concreto para esta aprendiza de la escritura: acompañada tan sólo por su pupitre, su pluma y su tintero, parece estar nadando en un ámbito indefinido que es el de su época y a la vez el de todas. Un hermoso homenaje a la paciente, hermosa y eterna tarea de aprender”.

domingo, 2 de septiembre de 2018

Larga vida a las servilletas de bar

El descubrimiento de unas servilletas con unos divertidos mensajes de autoayuda en un bar de Castellón, me ha hecho darme cuenta de lo poco que nos fijamos en el poder de este papel liviano y casi transparente que nos ha acompañado desde la infancia y que por ahora es gratis. Su utilidad es manifiesta: sirven para limpiarnos de cualquier resto de suciedad originada por bebidas y alimentos. Parecen de usar y tirar y sin embargo pueden llegar a perdurar en el tiempo; en su modestia guardan castillos de arena y manchas de carmín, sueños y quejas, amores y amistad, garabatos y poesía. Ahora, me temo, parte de su dimensión mágica ha sido arrinconada por el uso del teléfono móvil.

En ellas hemos apuntado teléfonos, dividido la cuenta o pergeñado la lista de invitados a un cumpleaños; de niños hemos formado pelotas convertidas en proyectiles y jugado a la caída de la moneda para hacer preguntas indiscretas en la adolescencia; hemos esbozado un dibujo o un plano de una casa, incluso nos han acompañado al servicio cuando no había papel higiénico; otras veces, en momentos de nerviosismo, las hemos arrugado y después, olvidadas en un bolsillo del pantalón, han impregnado con su celulosa todas las prendas de la lavadora. Algunas se empaparon de lágrimas, otras salieron volando en forma de grullas o aviones. La mayoría acabó alfombrando el suelo.


En las mesas de los bares, el escritor, a veces también pintor, se sentaba al lado de los servilleteros repletos de papel blanco, doblado, liso, y sobre él depositaba la suave tinta que traspasaba la hoja creando borradores de historias. Hay muchos poetas de servilleta anónimos y conocidos. Incluso un libro, Poemas de la servilleta, donde Kepa Murua expresa su forma de entender el arte de la escritura que comenzó con la redacción de sus primeros versos en los bares a los que acudía con sus amigos: “Era un joven estudiante que escribía en las servilletas, con un bolígrafo azul, mientras los demás bebían y reían sin parar. No es que me disgustara la risa o que rechazara la alegría, pero me llenaba mucho más escribir de mis sentimientos en un papel en blanco”.

Frágiles, soportan todo tipo de publicidad y de reivindicaciones; inspiran a escritores, pintores y editores, y llenan nuestro cajón de recuerdos casi indelebles. ¡Larga vida a las servilletas de bar!