sábado, 16 de abril de 2011

Titonismo (síndrome de Titono)


El mito de Titono que refleja como ningún otro la tristeza de la vejez cuando ésta se hace peor que la muerte. Ahora que nos atrasan la jubilación porque la esperanza de vida es mayor, conviene recordar que vivimos más, pero no en mejores condiciones y que hay profesiones verdaderamente duras que minan la salud mental y física (la enseñanza es una de ellas). No todos tenemos la misma fortaleza. La jubilación, por tanto, debe ser voluntaria o parcial. Es incongruente que en la sociedad actual los jóvenes estén en paro y los mayores de cincuenta y cinco años tengan jornadas agotadoras.
En la mitología griega, Titono era un mortal hijo de Laomedonte, rey de Troya, y hermano de Príamo. Como su hermano Ganímedes, era de una belleza deslumbrante y la diosa Eos, Aurora en la mitología latina, se enamoró de él. Esta misma le pidió a Zeus que le concediera la inmortalidad a su amado Titono, cosa que el padre de los dioses concedió. Pero a la diosa se le olvidó pedir también la juventud eterna, de modo que Titono fue haciéndose cada vez más viejo, encogido y arrugado, hasta que se convirtió en cigarra, o según otras versiones en grillo. Desde entonces cada vez que Eos se despierta por la mañana y llora produciendo el rocío con sus lágrimas, Titono se alimenta de las mismas, según la creencia antigua, y cuando le preguntan qué desea, responde en latín: Mori, mori, mori...
El síndrome del titonismo (la vejez en su máximo grado de expresión e incapacidad) se caracteriza por 6 “I”:
1- Inmovilidad
2- Inestabilidad
3- Incontinencia Urinaria
4- Impotencia Sexual
5- Impedimento Intelectual
6- Inhibición Inmunológica.
Algunas de estas patologías,aisladas, aparecen ya en la cincuentena, cuando tienes que cuidar de tus padres que las presentan todas todas juntas.

1 comentario:

Aurora dijo...

¡Cuánta razón tienes! Estas entradas basadas en la mitología me gustan mucho.
¡Felices vacaciones!

Publicar un comentario