domingo, 7 de octubre de 2012

A los móviles los carga el diablo

Estoy confusa desde que me he hecho del plan Fusión de Movistar. No me aclaro con internet en el móvil. Ayer sábado intenté, tal y como había quedado con el comercial de los toldos,  mandarle una foto para explicarle  los ajustes que hay que hacer. Fue imposible, no había manera de que me saliese el teclado  y envié, sin querer,  un mensaje sin texto. Inmediatamente recibí esta respuesta:
-Quién. Qué. Cuándo?
Ante tamaña celeridad, empecé a ponerme  nerviosa y volví a enviar otro mensaje sin palabras. Casi simultáneamente apareció en la pantalla:
-Sigo sin saber quién eres.
Dada mi torpeza en estos menesteres, me equivoqué de nuevo.  Una vez más sonó el mensaje entrante y apareció un nuevo texto lleno de imaginación:
-Es el juego del ratón y el gato.
Quise contestarle diciendo que era una confusión y entró otro apremiante:
-Dame pistas,  por Dios.
Y otro más, esta vez dudoso:
Blanca. Ratoncito Pérez? Dental?
Y un sexto  bastante picarón:
-Uhmmm? No sabe, no contesta. Doy en el punto...
El aparato del demonio con sus sonidos y vibraciones me estaba volviendo loca, no veía manera de deshacer el entuerto. Decidí entonces enviarle un mensaje tradicional, ese si lo sé mandar, sin documento adjunto:
“Siento confusión, trataba mandar foto toldo para que lo arregles. Lo intentaré en otro momento”.
El último mensaje lacónico tardó un poco más en llegar:
-OK. Ahora sí.
No sé por qué pero tengo dudas de que venga a solucionar los problemas del toldo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mas bien es un plan Confusión ...

Paloma Vivancos dijo...

Te recomiendo una tableta de 7 pulgadas de Samsung.
Cabe en el bolso y puedes usar el teléfono como teléfono. Eso hago yo y va fenomenal.

Publicar un comentario