domingo, 31 de diciembre de 2017

Año nuevo: Calendario de artistas, enero 2018

Año nuevo y calendario nuevo, Juan Bautista ha iniciado un calendario de artistas que incluye pintores, escultores, arquitectos...  Los dos os deseamos un año lleno de suerte, de felicidad y de buenas experiencias.

Me atrevo a recomendar especialmente tres vídeos: el del día 27 una improvisación de Mathieu en pintura y a la vez de Vangelis en música, delicioso; el día 28 un delirante comic sobre Jackson Pollock, divertidísimo; y el 29 una película hermosísima, "Andrei Rublev" de Tarkovsky (al acabar el vídeo de la primera parte, se hace clic y comienza la segunda), una película alucinantemente bella. Solo hay que disponer de tres horas para disfrutar a tope.
Pinchad aquí
https://onedrive.live.com/view.aspx?resid=CAA5316E09C544CC!322&ithint=file%2cdocx&app=Word&authkey=!ADqI2WtdSvBT8l4

martes, 19 de diciembre de 2017

La tabla periódica de la ortografía

De vez en cuando conviene pasearse por sinfaltas.com

Errores frecuentes del español

Artículo de Miguel Ángel Bargueño en El País: 17 disparates que cometemos todos los días con el español. Veamos una muestra:
Contra más
Contra más lo escuchamos, más nos subimos por las paredes. Pongamos un ejemplo: Contra más practico, mejor me sale. Estamos haciendo referencia al hecho de practicar mucho —cuantificando esa práctica—, así que lo lógico (y correcto) sería utilizar cuanto más. “Se justifica porque hay un sentido de oposición, pero no es un contexto en el que quepa la preposición contra. Tampoco se aceptan variantes como cuantimás, contrimás, contimás… Sí se acepta el uso de mientras (en el habla coloquial) y el de entre, típico de zonas como México y Centroamérica”, arguye el filólogo. El contra más también está muy extendido en el área de Mujeres, Hombres y Viceversa.

Más errores:

10 libros lingüísticos por Navidad


10 libros lingüísticos para Navidad:


sábado, 16 de diciembre de 2017

La felicitación navideña de Peter Hassell


Peter Hassell me regala todos los años una felicitación navideña hecha por él. El año pasado fue una rama de acebo y este unas piñas recogidas en Bustarviejo. Ha ejercido de bibliotecario, pero su pasión desde que era adolescente es la pintura. Domina la técnica, capta en exteriores la belleza de la naturaleza y la mejora. No tiene nada que envidiar a los grandes pintores. He aquí una pequeña muestra de su estilo realizada este otoño.
Está casado con mi amiga Montse, forman una pareja envidiable, tan diferentes y tan afines, compartir tiempo con ellos es terapéutico. Aunque mi inglés y su español son igual de malos, nos entendemos muy bien, me gusta sobre todo su sentido el humor. Alternan su tiempo entre Madrid y Londres y no los puedo ver todo lo que quisiera.






Isabel Coixet, La librería y Bastille

Soy amante de los libros y del buen cine, de esas historias enrevesadas que te hacen pensar y sentir, recomiendo por eso la película de Isabel Coixet La librería y también el corto Bastille que forma parte de la película París, je t´aime. Si te emocionas y si, sobre todo, te hace llorar, formas parte del ejército de los sensibles.


sábado, 9 de diciembre de 2017

Eres leísta... y no lo sabes


Eres leísta... y no lo sabes es un  interesante y ameno artículo de Lola Pons en El País sobre el leísmo que tantos quebraderos de cabeza nos da a los profesores, porque no hay nada peor que la ultracorrección, ver errores donde no los hay.
Como decía mi amiga Margarita, madrileña de varias generaciones, desde que lo he estudiado soy leísta, laísta y loísta. Yo lo soy a veces.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Historia de las letras


Parece que hay una errata en la letra w, falta el adverbio no: pero no se reconoció hasta 1969.

Labia de barros (lapsus linguae)

¿Cuántas veces queremos decir una cosa y decimos otra? Es de lo más común cometer errores involuntarios al hablar. Cuando uno va deprisa, se equivoca. A estos resbalones o actos fallidos los llamamos lapsus linguae o gazapos;  algunos pueden ser un simple cambio de letra, otros pueden ser palabras completamente ajenas a lo pensado que apelan directamente al inconsciente como los ejemplos del vídeo que acompaña a este escrito. Pero yo me refiero aquí al lapsus linguae que se da por un intercambio gramatical entre morfemas que afecta a la base de la palabra y a los morfemas flexivos de tiempo y persona que nos hace crear una frase totalmente disparatada, como en el caso de se me lengua la traba por se me traba la lengua. Lo curioso es que el receptor del mensaje, aun lidiando con palabras falsas o mal colocadas, lo entiende perfectamente.
Ahí van dos ejemplos de mi adolescencia que todavía me hacen reír cuando los recuerdo. Mi amiga Tere y yo nos caracterizábamos por hablar muy rápido de modo que las frases nos salían confundidas e ininteligibles para el resto de los mortales. Un día de primavera decidimos ir a comprar nuestra primera barra de labios y se la pedimos así al dependiente: “¿Tiene labias de barros?”.  Por navidad, golosas, nos quedamos mirando el escaparate de una pastelería y exclamamos al unísono: “¿Rascamos un comprón?”.
Nuestro chiste favorito era el más tonto de todos:
- Hola buenas ¿Me da una wfrsa de pipas?
– ¿Una bolsa de qué?

El que esté libre de culpa que tire la primera piedra.

Otros ejemplos:
·       Me labio el muerde (me mordí el labio).
·       Salir el culo por la tirata (el tiro por la culata).
·       Que no panda el cúnico (que no cunda el pánico).
·       Son japonudos estos cojoneses (son cojonudos estos japoneses).
·       La gallina de los oros de huevo (la gallina de los huevos de oro).

Para saber más: