domingo, 24 de enero de 2016

Un libro de emblemas y google

Hace unos días compré en las rebajas un libro de emblemas: la Enciclopedia Akal de Emblemas españoles ilustrados, que es parcialmente accesible en google  a través de su título. Un emblema es una frase, generalmente en latín, acompañada de una explicación y un grabado alusivo. La frase, o lema, que suele aparecer en el grabado, procede de la Biblia o algún autor clásico, y encierra una lección moral o política, y a menudo directamente religiosa. Este género, o subgénero, se extiende durante el s XVI, a partir del italiano Andrea Alciato, y se cultivó hasta finales del XVII. Los libros de emblemas fueron usados por los predicadores para sus sermones, los escritores para sus creaciones, los pintores, etc.  Se los considera un avance en la extensión de la cultura de la imagen, al estar cada frase que se comentaba acompañada de una figura, aunque las ilustraciones no siempre fueran de gran calidad.
    En el índice del libro aparecía una frase atribuida a Lucrecio: NIHIL MAGNUM LONGO NISI TEMPORE (nada grande hay sino tras mucho tiempo). Está en un libro de emblemas publicado en España hacia 1600 por el célebre lexicógrafo Covarrubias. En el grabado se ve una gran palmera con un elefante, en un paisaje árido. La lección moral es evidente: aun en un ambiente hostil, con el tiempo, se pueden dar grandes árboles, como la palma y sus dulces frutos, y los mayores animales; o sea, las grandes obras requieren tiempo, paciencia, trabajo, sacrificio...

 El propio Covarrubias atribuye la frase original, en una versión más amplia, a Lucrecio, sin concretar en qué pasaje. Como sé que existe un grupo de entusiastas seguidores de Agustín García Calvo, que se reúne todos los miércoles para dar una clase de latín, y está trabajando sobre Lucrecio, me dirigí a ellos para saber si sabían a qué pasaje se refería: no pudieron, porque no está en el De rerum natura. Buscando en Internet averiguaron que responde a 2 hexámetros que dicen:
                                      At rerum natura parens nil edere magnum
                                     spectandumque solet, longo nisi tempore adultum.

   (Pero la madre natura de todo no suele producir nada grande y digno de verse, si no ha crecido   largo tiempo)
En otras versiones del texto, en vez de At aparecen Nam (pues) o En (he aquí que), que apenas cambian el sentido. Estos versos fueron escritos a principios del s XVI por un humanista italiano conocido como Pietro (o Pierio) Valeriano, de apellido Bolzani, dentro de un poema latino y con un contexto que quizá algún día podríamos ampliar. La resonancia lucreciana "rerum natura", al correr estos versos sacados de su original y sin nombre, como suele ocurrir, hicieron al erudito hispano atribuírselos sin más a Tito.

En la segunda imagen  aparece la explicación de Covarrubias. Si os fijáis, a la derecha hay otro emblema: una pareja bajo un yugo con el lema  Pressi iugo gemuere, o sea, 'Oprimidos por el yugo gimieron'; se refiere a los casados que, tras las alegrías iniciales, se sienten agobiados bajo el yugo con-yugal. 
Me encanta que una casualidad absurda, una anécdota sin importancia, nos haga entrar en una madeja enrollada que, poco a poco, gracias a la ayuda inestimable de personas versadas en la materia y con el apoyo de las nuevas tecnologías, se vaya desenmarañando y pasado mucho tiempo aporte nuevas luces a la oscuridad.

San Bernardo no quiere el parque de bomberos

En el periódico ABC viene una noticia que recoge la lucha de los vecinos contra la instalación del parque de bomberos de la zona centro en la calle san Bernardo, que contra lo que se dice en la actualidad tiene muy poco de ancha: "Los vecinos alertan del riesgo que supone para una calle con solo dos carriles, junto a varios centros educativos, y de que creará más «inseguridad contra el fuego» por los atascos". 
En una entrada anterior ya me referí a lo absurdo de la decisión del anterior gobierno de Ana Botella que sonaba a especulación inmobiliaria:
"Ignoro de quién habrá sido la genial idea de poner un parque de bomberos en una de las calles más estrechas y con más tráfico de Madrid, donde es imposible descargar o bajarse de un coche sin formar un atasco desde la Gran Vía hasta los bulevares". 
En una visita al barrio de Malasaña, en la que un grupo de vecinos le entregó una carta exponiendo sus reivindicaciones,  Manuela Carmena afirmó que el parque se va a instalar porque está presupuestado y que habrá una evaluación a los seis meses:

Lo dicho: ¡Pobre barrio mío!

jueves, 14 de enero de 2016

Siete ciudades contadas por su literatura

¿Hay un rincón de Buenos Aires para que pensemos en Borges? ¿Alguna cafetería de Barcelona que remita a Bolaño? ¿Y en La Habana o en Sevilla? ¿Madrid es una ciudad tan literaria como parece? Los mapas están llenos de secretos y glorias literarias.

Resultado de imagen de bloggeles siete ciudadesL. A. / E. S. / A. L. / M. L. / L. F. / E. D. P. / U. C. / M. N. / M. M. / R. R nos lo ponen a golpe de clic en el periódico El Mundo  (Madrid, Barcelona, Sevilla, México D.F., Buenos Aires, Lima, La Habana.