lunes, 31 de mayo de 2010

La poesía, al alcance de los niños

Gabriel García Márquez

EL PAÍS - Opinión - 27-01-1981


--------------------------------------------------------------------------------

Un maestro de literatura le advirtió el año pasado a la hija menor de un gran amigo mío que su examen final versaría sobre Cien años de soledad. La chica se asustó, con toda la razón, no sólo porque no había leído el libro, sino porque estaba pendiente de otras materias más graves. Por fortuna, su padre tiene una formación literaria muy seria y un instinto poético como pocos, y la sometió a una preparación tan intensa que, sin duda, llegó al examen mejor armada que su maestro. Sin embargo, éste le hizo una pregunta imprevista: ¿qué significa la letra al revés en el título de Cien años de soledad? Se refería a la edición de Buenos Aires, cuya portada fue hecha por el pintor Vicente Rojo con una letra invertida, porque así se lo indicó su absoluta y soberana inspiración. La chica, por supuesto, no supo qué contestar. Vicente Rojo me dijo cuando se lo conté que tampoco él lo hubiera sabido.Ese mismo año, mi hijo Gonzalo tuvo que contestar un cuestionario de literatura elaborado en Londres para un examen de admisión. Una de las preguntas pretendía establecer cuál era el símbolo del gallo en El coronel no tiene quien le escriba. Gonzalo, que conoce muy bien el estilo de su casa, no pudo resistir la tentación de tomarle el pelo a aquel sabio remoto, y contestó: «Es el gallo de los huevos de oro». Más tarde supimos que quien obtuvo la mejor nota fue el alumno que contestó, como se lo había enseñado el maestro, que el gallo del coronel era el símbolo de la fuerza popular reprimida. Cuando lo supe me alegré una vez más de mi buena estrella política, pues el final que yo había pensado para ese libro, y que cambié a última hora, era que el coronel le torciera el pescuezo al gallo e hiciera con él una sopa de protesta.

Desde hace años colecciono estas perlas con que los malos maestros de literatura pervierten a los niños. Conozco uno de muy buena fe para quien la abuela desalmada, gorda y voraz, que explota a la cándida Eréndira para cobrarse una deuda es el símbolo del capitalismo insaciable. Un maestro católico enseñaba que la subida al cielo de Remedios la Bella era una transposición poética de la ascensión en cuerpo y alma de la virgen María. Otro dictó una clase completa sobre Herbert, un personaje de algún cuento mío que le resuelve problemas a todo el mundo y reparte dinero a manos llenas. «Es una hermosa metáfora de Dios», dijo el maestro. Dos críticos de Barcelona me sorprendieron con el descubrimiento de que El otoño del patriarca tenía la misma estructura del tercer concierto de piano de Bela Bartok. Esto me causó una gran alegría por la admiración que le tengo a Bela Bartok, y en especial a ese concierto, pero todavía no he podido entender las analogías de aquellos dos, críticos. Un profesor de literatura de la Escuela de Letras de La Habana destinaba muchas horas al análisis de Cien años de soledad y llegaba a la conclusión -halagadora y deprimente al mismo tiempo- de que no ofrecía ninguna solución. Lo cual terminó de convencerme de que la manía interpretativa termina por ser a la larga una nueva forma de ficción que a veces encalla en el disparate.

Debo ser un lector muy ingenuo, porque nunca he pensado que los novelistas quieran decir más de lo que dicen. Cuando Franz Kafka dice que Gregorio Sarrisa despertó una mañana convertido en un gigantesco insecto, no me parece que eso sea el símbolo de nada, y lo único que me ha intrigado siempre es qué clase de animal pudo haber sido. Creo que hubo en realidad un tiempo en que las alfombras volaban y había genios prisioneros dentro de las botellas. Creo que la burra de Ballam habló -como lo dice la Biblia- y lo único lamentable es que no se hubiera grabado su voz, y creo que Josué derribó las murallas de Jericó con el poder de sus trompetas, y lo único lamentable es que nadie hubiera transcrito su música de demolición. Creo, en fin, que el licenciado Vidriera -de Cervantes- era en realidad de vidrio, como él lo creía en su locura, y creo de veras en la jubilosa verdad de que Gargantúa se orinaba a torrentes sobre las catedrales de París. Más aún: creo que otros prodigios similares siguen ocurriendo, y que si no los vemos es en gran parte porque nos lo impide el racionalismo oscurantista que nos inculcaron los malos profesores de literatura.

Tengo un gran respeto, y sobre todo un gran cariño, por el oficio de maestro, y por eso me duele que ellos también sean víctimas de un sistema de enseñanza que los induce a decir tonterías. Uno de mis seres inolvidables es la maestra que me enseñó a leer a los cinco años. Era una muchacha bella y sabia que no pretendía saber más de lo que podía, y era además tan joven que con el tiempo ha terminado por ser menor que yo. Fue ella quien nos leía en clase los primeros poemas que me pudrieron el seso para siempre. Recuerdo con la misma gratitud al profesor de literatura del bachillerato, un hombre modesto y prudente que nos llevaba por el laberinto de los buenos libros sin interpretaciones rebuscadas. Este método nos permitía a sus alumnos una participación más personal y libre en el prodigio de la poesía. En síntesis, un curso de literatura no debería ser mucho más que una buena guía de lecturas. Cualquier otra pretensión no sirve para nada más que para asustar a los niños. Creo yo, aquí en la trastienda.

Juan de Mairena, Antonio Machado:
(Mairena, en su clase de Retórica y Poética)
—Señor Pérez, salga usted a la pizarra y escriba: 'Los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa.'
El alumno escribe lo que se le dicta.
—Vaya usted poniendo eso en lenguaje poético.
El alumno, después de meditar, escribe: 'Lo que pasa en la calle.'
Mairena.— No está mal"

Métrica: teoría y práctica autoevaluable

 
Ejercicios autoevaluables:
http://sapereaude3.blogspot.com/2009/03/metrica.html

jueves, 20 de mayo de 2010

Los alumnos del Practicum


Llegaron antes que la primavera con entusiasmo y ganas de aprender. Se van con los primeros calores. Se han enfrentado a todo tipo de situaciones, algunas difíciles. Al principio iban detrás de mí, los de segundo de bachillerato los llamaban “patitos”, ahora vuelan libres. Me han ayudado mucho. Benjamín y Clara, gracias.

martes, 18 de mayo de 2010

Ablación, de la película Flor del desierto

Crímenes ejemplares



Estos son algunos de los "crímenes ejemplares" que Max Aub incluye en su obra, editada por Editorial Calambur:

Se mondaba los dientes como si no supiese hacer otra cosa. Dejaba el palillo al lado del plato para, tan pronto como dejaba de masticar, volver al hurgo. Horas y horas, de arriba abajo, de abajo arriba, de derecha a izquierda, de izquierda a derecha, de adelante para atrás, de atrás para adelante. Levantándose el labio superior, leporinándose, enseñando sus incisivos —uno tras otro— amarillentos; bajándose el inferior hasta la encía carcomida: hasta que le sangró; un poco nada más. Le transformé la biznaga en bayoneta, clavándosela hasta los nudillos.
Se atragantó hasta el juicio final. No temo verle entonces la cara. Lo gorrino quita lo valiente.

¿Ustedes no han tenido nunca ganas de asesinar a un vendedor de lotería, cuando se ponen pesados, pegajosos, suplicantes? Yo lo hice en nombre de todos.

Lo maté porque me dolía la cabeza. Y él venga a hablar, sin parar, sin descanso, de cosas que me tenían completamente sin cuidado. La verdad, aunque me hubiesen importado. Antes, miré mi reloj seis veces, descaradamente: no hizo caso. Creo que es una atenuante muy de tenerse en cuenta.

Salimos a cazar patos silvestres. Me agazapé en el tollo. ¿Qué me empujó a apuntar a aquel hombre rechonchito y ridículo, con sombrero tirolés, con pluma y todo?

Le pedí el Excelsior y me trajo El Popular. Le pedí Delicados y me trajo Chesterfield. Le pedí cerveza clara y me la trajo negra. La sangre y la cerveza, revueltas, por el suelo, no son una buena combinación.

Hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba. Y venga hablar. Yo soy una mujer de mi casa. Pero aquella criada gorda no hacía más que hablar, y hablar, y hablar. Estuviera yo donde estuviera, venía y empezaba a hablar. Hablaba de todo y de cualquier cosa, lo mismo le daba. ¿Despedirla por eso? Hubiera tenido que pagarle sus tres meses. Además hubiese sido muy capaz de echarme mal de ojo. Hasta en el baño: que si esto, que si aquello, que si lo de más allá. Le metí la toalla en la boca para que se callara. No murió de eso, sino de no hablar: se le reventaron las palabras por dentro.

Me sacó siete veces seguidas a bailar. Y no valían argucias: mis padres no me quitaban ojo. El imbécil no tenía la menor idea de lo que era el compás. Y le sudaban las manos. Y yo tenía un alfiler, largo, largo.

Resbalé, caí. La corteza de una naranja tuvo la culpa. Había gente, y todos se rieron. Sobre todo aquella del puesto, que me gustaba. La piedra le dio en el meritito entrecejo: siempre tuve buena puntería. Cayó espatarrada, enseñando su flor.

Lo maté por idiota, por mal pensado, por tonto, por cerrado, por necio, por mentecato, por hipócrita, por guaje, por memo, por farsante, por jesuita, a escoger. Una cosa es verdad: no dos.

Matar, matar sin compasión para seguir adelante, para allanar el camino, para no cansarse. Un cadáver aunque esté blando es un buen escalón para sentirse más alto. Alza. Matar, acabar con lo que molesta para que sea otra cosa, para que pase más rápido el tiempo. Servicio a prestar hasta que me maten; a lo que tienen perfecto derecho.

De mí no se ríe nadie. Por lo menos ése ya no.Aub Max - Crimenes Ejemplares
Crímenes ejemplares






Rayuela - Capítulo 68

[Capítulo de novela. Texto completo]


Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias, en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes. Cada vez que él procuraba relamar las incopelusas, se enredaba en un grimado quejumbroso y tenía que envulsionarse de cara al nóvalo, sintiendo cómo poco a poco las arnillas se espejunaban, se iban apeltronando, reduplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de ergomanina al que se le han dejado caer unas fílulas de cariaconcia. Y sin embargo era apenas el principio, porque en un momento dado ella se tordulaba los hurgalios, consintiendo en que él aproximara suavemente sus orfelunios. Apenas se entreplumaban, algo como un ulucordio los encrestoriaba, los extrayuxtaba y paramovía, de pronto era el clinón, la esterfurosa convulcante de las mátricas, la jadehollante embocapluvia del orgumio, los esproemios del merpaso en una sobrehumítica agopausa. ¡Evohé! ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, perlinos y márulos. Temblaba el troc, se vencían las marioplumas, y todo se resolviraba en un profundo pínice, en niolamas de argutendidas gasas, en carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el límite de las gunfias.
FIN



Juan Rulfo, Por eso queremos tanto a Julio:
A Julio Cortázar Lo queremos porque es bondadoso. Es bondadoso como ser humano y muy bueno como escritor. Tiene un corazón tan grande que Dios necesitó fabricar un cuerpo también grande para acomodar ese corazón suyo. Luego mezcló los sentimientos con el espíritu de Julio. De allí resultó que Julio no solo fuera un hombre bueno, sino justo. Todos sabemos cuanto se ha sacrificado por la justicia. Por las causas justas y porque haya concordia entre todos los seres humanos. Así que Julio es triplemente bueno. Por eso lo queremos. Lo queremos tanto sus amigos, sus admiradores y sus hermanos. En realidad, él es nuestro hermano mayor. Nos ha enseñado con sus consejos y a través de sus libros que escribió para nosotros lo hermoso de la vida, a pesar del sufrimiento, a pesar del agobio y la desesperanza. Él no desea esas calamidades para nadie. Menos para quienes saben que, más que sus prójimos, somos sus hermanos. Por eso queremos tanto a Julio.

Trabalenguas

Se te traba la lengua? ¿Se te lengua la traba? ¿Se te lasengua la baba?... Los trabalenguas son juegos de palabras con sonidos difíciles de pronunciar juntos.
Lo interesante de los trabalenguas está en poder decirlos con claridad y rapidez, aumentando la velocidad sin dejar de pronunciar ninguna de las palabras.



lunes, 17 de mayo de 2010

Claves del trabajo en equipo



· ACEPTACION Y RESPETO POR LA PLURALIDAD DE IDEAS, CRITERIOS, PUNTOS DE VISTA, ESTILOS Y CARACTERES PERSONALES.

· UNA BUENA ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO.

· COMPLEMENTARIEDAD: DE PERFILES, DE CAPACIADES, DE FORMACIÓN, ETC.

· UN REPARTO EQUILIBRADO DE TAREAS.

· UNA BUENA INFORMACIÓN A TODOS LOS MIEMBROS SOBRE LOS PROYECTOS, LOS OBJETIVOS, LAS TAREAS, LAS FUNCIONES DE CADA UNO, ETC.

· VALORACIÓN DE LAS APORTACIONES Y DEL TRABAJO DE LOS COMPAÑEROS.

· CENTRARSE EN LA TAREA DESVIANDO LOS ASPECTOS COLATERALES, QUE SIN TENER IMPLICACIÓN DIRECTA EN EL TRABAJO, PUEDAN ENTORPECER EL MISMO.

Ficha de lectura

Alumno____________________________________ Curso_____ Fecha_________

FICHA DE LECTURA
Título __________________________
Autor___________________________
Editorial y año ___________________


1.Señala el género y subgénero: relato, novela, ensayo, poesía, teatro.
De aventuras, sentimental, policíaca, social, fantástico, psicológico, de viajes, biografía, autobiografía, espionaje, humor, historia...
Justifica ambos conceptos.

2. Escribe sobre el tema principal que quiere comunicar el autor: esperanza, heroísmo, muerte, odio, amor, familia, revolución, amistad, búsqueda de un ideal, pintura social, apología de..., crítica de..., etc.

3.Resume el argumento de la obra
. Escribe los acontecimientos principales y cómo están dispuestos cronológicamente. ¿Cómo es el desenlace?

4.Describe el carácter interno y externo de los personajes. ¿Quién es el protagonista? ¿Quiénes son los personajes principales? ¿Qué relaciones se establecen entre ellos? ¿Cómo están caracterizados: nombre, descripciones, manera de hablar, sentimientos...? ¿Cómo evolucionan a lo largo del relato?

5. Lugar de la acción: ambiente, país...

6. Medio social:
clase media, aristocracia, proletariado...

7. Época.
¿En qué época se desarrolla? ¿Cuánto tiempo transcurre?

8.El punto de vista narrativo. ¿Está escrita en 1ª persona, narrador protagonista o narrador testigo o en 3º, narrador objetivo o subjetivo?

9. Relación entre el título y la obra. ¿Se explica en algún capítulo de la obra? ¿Te parece un título apropiado? ¿Qué otro le hubieses puesto tú?

10.Subraya durante la lectura las palabras desconocidas y escríbelas a continuación:

Palabra_______________Página_____________ Definición____________________________________________________________


11.Destaca, indicando la página, algunos pensamientos o reflexiones notables.

12. Escribe las impresiones personales que te ha sugerido la obra. ¿Te ha gustado la historia? ¿Por qué? ¿Qué no te ha gustado? ¿Recomendarías la lectura a un buen amigo? ¿Por qué?

13.Califica la obra del 1 al 10.

LA BITÁCORA DE LENGUA


Un blog, o en español también una bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. El nombre bitácora está basado en los cuadernos de bitácora, cuadernos de viaje que se utilizaban en los barcos para relatar el desarrollo del viaje y que se guardaban en la bitácora (armario situado cerca del timón). Aunque el nombre se ha popularizado en los últimos años a raíz de su utilización en diferentes ámbitos, el cuaderno de trabajo o bitácora ha sido utilizado desde siempre. Puedes utilizar un diario digital o utilizar el cuaderno de clase. Lo importante es que escribas.

¿Qué es una bitácora o diario de clase?

Es una libreta para la redacción personal en la que puedes trabajar con ideas y conceptos discutidos en clase o con las lecturas asignadas en el curso. La finalidad de estas páginas que no es otra que dejar constancia de la singladura diaria de su creador.

¿Qué debes escribir?

Lo que quieras y se te ocurra, por ejemplo:
· Tus redacciones.
· Tus ideas, teorías, conceptos, problemas, temas de discusión.
· Tus reacciones sobre las lecturas, programas de televisión, actividades importantes relacionadas con el curso.
· Algunos recuerdos importantes en tu vida.
· Lo que haya ocurrido en clase: anécdotas, el humor del profesor, el comportamiento de los alumnos.
· Las notas.

¿Cuándo debes escribir?
· Como mínimo una vez a la semana
· En cualquier momento
· Cuando desees clarificar ideas confusas, resolver problemas, tomar decisiones.
· Cuando sientas deseos de escribir.

Requisitos específicos
· Una libreta
· Anotar la fecha cada vez que escribas
· Por lo menos una vez a la semana. Una buena bitácora es aquella en la que el estudiante ha hecho una gran cantidad de entradas

Evaluación
· Se tomará en cuenta la regularidad con la que se ha escrito.
· La autenticidad de las ideas.
· La expresión de los comentarios.
· La creatividad.
· La ortografía.
Al finalizar tu curso tendrás un pequeño archivo valioso e interesante de tu progreso en el curso.

domingo, 16 de mayo de 2010

Humor


Personas Libro (Ies Luis Buñuel)


 En el mundo que describe Ray Bradbury en su novela Fahrenheit 451 no hay libros. Están prohibidos, y todos ellos son quemados. Sin embargo, hay personas que se resisten a la desaparición de los libros, y lo hacen aprendiéndose uno de ellos de memoria. Poco a poco, se organizan hasta formar un conjunto de miles de ciudadanos que llevan en su mente, cada uno, un libro para que éste perviva. El título de Bradbury hace referencia a la temperatura en la que arde el papel de los libros, equivalente a 233 grados centígrados. La historia fue llevada al cine por François Truffaut en 1966.

El Proyecto Fahrenheit 451 (las personas libro) busca que, como ocurría en la novela, la población conozca de memoria algunos libros y los pueda recitar en voz alta. Para ello, desea contar con voluntarios dispuestos a defender la lectura aprendiéndose un libro, o una parte de un libro: unos capítulos, unas páginas, unos versos.
Para saber más::
http://www.madrimasd.org/blogs/futurosdellibro/2007/04/20/63977
La historia de Montag de Almudena Grandes en El País Semanal (24/4/11)

El origen de Fahrenheit hay que buscarlo en Itelio, un comerciante romano de la época imperial, muy poderoso y muy analfabeto que daba formidables banquetes a sus conciudadanos cultos pero que no podía intervenir en sus sobremesas por falta, digamos, de conversación. Eligió a cincuenta o cien de sus esclavos más despiertos y los obligó a aprenderse de memoria un libro famoso. Estos esclavos terminaron llamándose como los volúmenes que habían memorizado. Odisea, Eneida, Epístola a los Pisones, Los siete contra Tebas. De modo que si, en algún momento de la comilona, las charlas derivaban hacia el tema de la muerte, ltelio podía intervenir del siguiente modo: “Ah sí, a propósito de eso recuerdo algo referido a las exequias en la antigüedad”. Y hacía venir a llíada y le ordenaba recitar los funerales de Patroclo.

Reecomiendo también la lectura del cuento de Roger Anton EL PARAÍSO RECUPERADO (Historia libresca de un ladrón).
http://jaquederey.blogspot.com/2010/03/roger-anton-y-el-ladron-de-libros.html

También Milton en su obra Areopagitica, publicada a mediados del siglo XVII argumenta a favor de la libertad de imprenta con razones acerca de la naturaleza de los libros, de la inutilidad de esa ordenanza para suprimir libros indeseables y de los efectos negativos de la medida en el aprendizaje y la búsqueda de la verdad. La visión del autor en su escrito contempla a los libros como seres vivos: quien mata a un hombre asesina a una imagen de Dios y quien destruye un libro ataca a la razón misma que es la imagen de Dios. La vida de los hombres, dice, está preservada y contenida en los libros, por lo que atacarlos equivale a una masacre cometida en la esencia de la vida misma.

http://contrapeso.info/articulo-6-1094-0.html


Cena para dos

Poemas visuales, Caligramas

Para trabajar saber más de los caligramas visita esta página:
http://www.materialesdelengua.org/LITERATURA/PROPUESTAS_LECTURA/VANGUARDIAS/caligramas/caligramas.htm
View more presentations from guest48bcbe7.



Adivinanzas

ELABORACIÓN DE ADIVINANZAS
1. Escoge un objeto o un concepto, un pensamiento o un sentimiento, un adjetivo o un verbo. Procura que lo elegido tenga alguna relación con vuestro entorno.
2. Detened en él vuestra mirada, vuestra capacidad de observación. Hacerlo como si fuera la primera vez que lo veis.
3. Anotad y clasificad todos los datos o rasgos más llamativos del objeto seleccionado.
4. Pensad: ¿Con qué objeto de la realidad o de la imaginación tiene o guarda cierto parecido o semejanza?
5. Haced las comparaciones que consideréis oportunas y construid alguna adivinanza.

EJEMPLOS 1º CICLO IES VISTA ALEGRE

Está encristalado,
Aumenta con el calor,
Si aumenta mucho es malo
Y si no aumenta, mejor.
Termómetro

Verde, amarillo,
Rojo es.
Y pocas veces
Lo sabes ver.
El semáforo

Se levantan
Al son del viento,
Producen alboroto
En las mujeres
Las faldas

Se hizo,
Viene
Y a veces se va.
La luz

Se vende,
Se compra
Y se esfuma.
El tabaco

Solo uno lo fabrica
Y sin él en pocos sitios
podrás pasar.
El dinero

En un lugar fino y liso
Hay una espesura
Varia cu color,
Varia su altura.
El pelo

Son gemelas,
A veces no se ven
Porque les tapa una pared,
Suelen ser muy chismosas.
Las orejas

Son unas pequeñas gotitas
Que resbalan por una montaña
Y caen en una extensa llanura.
Las lágrimas

Son como dos hermanas
Ni se juntan ni se alejan
Van siempre juntas,
Cruzan mares, montañas, ríos-
Las piernas

Una temporada alegres y adornados,
Otra tristes y helados.
Los árboles

Blanca soy,
Blanca nací,
Alegro todos los platos.
La sal

Soy cuadrado y plano
Y siempre estoy colgado.
El cuadro

Por la cara estoy
Y respeto doy
El bigote

Guardo las cosas,
A todos sitios me llevas
Soy pesada
Y a veces tengo ruedas.
La mochila

Tengo muchos agujeros,
Por tus ropas estoy,
Aprieto y desaprieto.
El cinturón

Si la tiras es verde,
Al caer y romperse
se vuelve roja.
La sandia

Muchas somos,
En una sola casa vivimos
Si nos rascas la cabeza
Como el sol nos encendemos.
Las cerillas

Si me apagas,
Tendrás frío,
Si me enciendes,
Tendrás calor.
La calefacción

Es blanca,
Se pone en las montañas
Y en el suelo,
Pero no en los ríos.
La nieve

Muy pocas veces me puedes ver
Y siempre es cuando termina de llover.
El arco iris

Tengo cuatro patas,
Todos los días estoy, todos me utilizan
Y sin quejarme estoy.
La mesa

Boto, boto, no paro jamás,
Cuando lo haga, te morirás.
El corazón

Para saber más:
http://issuu.com/actimoliner/docs/libro_de_adivinanzas
http://www.adivinancero.com/

domingo, 2 de mayo de 2010

Introducción al lenguaje literario

http://www.scribd.com/doc/20784933/Ilusiones-Opticas

Tópicos literarios
C:\Documents and Settings\Administrador\Mis documentos\textos\Tópicos literarios.mht